domingo, 13 de noviembre de 2011

Sueño XXXIV

"Si tu pudieses saber a través de mí...entonces aprende de mí, que tuve que permanecer totalmente expuesta y perder todas mis maletas con sus iniciales grabadas"

Clarice Lispector del libro La pasión según G.H.



A ciegas, en la inmensidad de las calles
con mi piel a cuestas.

¿Cuánto lejos puedo escuchar?
¿Cuáles fueron los intersticios por dónde escapé de él?

La luz que procedía de lo que antes se anclaba a mis pasos,
hoy es inmensamente frágil.
¿Dónde debo derramarme para dejar de ser quien era?

Para qué volver atrás si mi tren ha partido en marcha y conmigo en sus baúles.
Para qué salvarte si ya eres mi brazada más salvaje contra la vida.

Afróntame sin cuerpo, sin ideales.
Afróntame vacía para que vuelva a llenar mi equipaje.

Elena Conchello.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada